martes, 11 de enero de 2011

Discurso " Aprovecha las TIC en tu aula"

Una simple definición sobre TIC en la Wikipedia “ elementos y técnicas utilizadas en el tratamiento y la transmisión de las informaciones” y 39.600.000 resultados obtenidos tras una búsqueda Google que cualquiera puede encontrar en su casa, es suficiente para hacerme pensar, incluso creer que “la sociedad de la información” y “ La era digital” de la que tanto se nos habla, es real y que avanza a pasos agigantados. Ahora ya no tan solo hablamos de tecnologías en general, sino que somos capaces de añadir a este nombre el adjetivo nuevas. Adición, que obtiene como resultado gramatical y también literal, una modificación en las tecnologías. Así, es fácil deducir que las tecnologías que utilizamos hoy no son las misma que las de hace 10 años, ni serán en consecuencia las mismas que las de 10 años en adelante.

Se dice que las nuevas tecnologías son nuestro pan de cada día y que se han extendido a todos los ámbitos de nuestra vida, hasta llegar al punto de cambiar las formas de conocer y entender el mundo. Vale,esto parece que quede claro,pero ahora me pregunto, ¿todos vemos necesarios unos cambios en la educación causados por esta revolución tecnológica ?

La realidad es que las TIC constituyen un medio como jamás haya existido que ofrece una infinitud de posibilidades, constituyen una fuente abierta de información, un instrumento para procesar la información, un canal de comunicación virtual, un medio didáctico, un herramienta para la evaluación, un espacio de nuevos escenarios formativos y también suponen el aprendizaje de nuevos conocimientos y competencias.

Por otro lado no debemos de negar que la escuela misma está inmersa en un nuevo contexto debido al cual el debate sobre las TIC resulta inútil, estas ya no pueden mirarse solo como un recurso respecto al cual la escuela puede decidir sí incluir o no. Aun así, existen docente que piensa que el uso de las nuevas tecnologías en el aula es simplemente una moda sin sentido y que la utilidad de las misma, ya sea como material o como contenido, es innecesaria. Por el contrario, como en cualquier tema, las opiniones difieren y hay otros docente que, consciente de la situación actual, se preocupan por aprender, utilizar y enseñar las nuevas tecnologías a sus alumnos. Debido a esta dicotomia entre las actitudes de los docentes, se provocan situaciones tan reales como la que viví la semana pasada en Barcelona en casa de mis tíos, donde mi prima pequeña muy contenta le mostrá a mi hermana de la misma edad, la pagina web de su colegio, donde se podía ver por ejemplo videos que narraban cuentos a través de dibujos y grabaciones de voz que habían hecho los niños con el objetivo de aprender a escribir y a leer. Tras esta conversación fue mi hermana la que le pidió a mi prima que le enseñará hacer aquello.

En consecuencia, el acceso y uso inteligente de estas tecnologías requieren de una persona con un tipo y nivel de cualificación distinto del que fue necesario hasta ahora, interaccionar con un sistema de menús, navegar a través de documentos, otorgar significado a los múltiples datos e informaciones encontradas, y lograr comunicarse mediante Internet, ser crítico ante la avalancha de múltiples imágenes, sonidos y secuencias audiovisuales...son entre otras, nuevas habilidades que debe dominar cualquier persona para poder desenvolverse de modo autónomo en esta era digital o sociedad de la información.

Por todo lo anteriormente expuesto, queda claro que son las TIC las que configuran la sociedad de la información en la que nos encontramos y que esta exige cambios en el ámbito educativo con la finalidad de formar alumnos preparados para la misma.

Las TIC constituyen un recurso muy valió y productivo para la educación, pero para que estas tecnologías estén verdaderamente al servicio de la enseñanza y del aprendizaje, y contribuyan a la formación de los ciudadanos y los trabajadores que necesita esta sociedad, tal penetración tecnológica debe estar acompañada de una evolución pedagógica. Las nuevas tecnologías exigen un cambio de rol en el profesor. Este ya no puede ni debe seguir ejerciendo sus funciones tradicionales discursivas a la hora de instruir al alumno. Y es que hay quien dice que nada cambia si no cambia la mentalidad, y en este caso es nuestra mentalidad la que parece que no cambia.

Los maestros debemos arriesgarnos y no tener miedo apostar por el progreso tecnológico, tenemos la obligación de cumplir con nuestro trabajo como cualquier trabajador mas y brindar una educación más centrada en los alumnos, una educación activa y creativa mediante las nuevas tecnologías, las cuales despierten nuevamente en los estudiantes y en los docentes el placer de aprender y capacitarse para emplear dichas herramientas a lo largo de su vida.

Nosotros como futuros maestros debemos ser capaces de proporcionar una alfabetización digital, a nuestros alumnos para que estos vivan la realidad de una forma crítica y reflexiva, en la que puedan asumir nuevos conocimiento a partir de toda la información existente y sean capaces de aprender por ellos mismo a manejar las tecnologías del futuro y también de enfrentarse a los nuevos peligros que estas tienen.

Tenemos múltiples razones para aprovechar las nuevas posibilidades que proporcionan las TIC para impulsar este cambio hacia un nuevo paradigma educativo más personalizado y centrado en la actividad de los estudiantes.

Y me decepciona pensar que no sean las razones de peso lo que os falta, ni el miedo al fracaso lo que os para los pies, sino la poca dedicación que tenéis, las pocas ganas de trabajar y la poca preocupación por el futuro de la educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada